El Canciller Supremo de la Cristiandad ha estado la semana pasada en Praga y el sábado, dando un discurso…

Impávido ante las arañas y sabandijas que le recorrían el cuerpo y la cara, Su Santidad declaró extraoficialmente*: “En mi profesión te acostumbras a verte rodeado de alimañas. ¡Paciencia!

*El Gabinete de Prensa Vaticano negará esto, por supuesto. Pero es verdad, eh.

Comparte!