Eveready Harton in Buried Treasure fue una de las primeras animaciones pornográficas conocidas. Varios animadores famosos decidieron hacer esta especie de cadavre exquis (cada uno de los estudios realizaba su parte y se la pasaba al siguiente, sin haber un guión coordinado previo) en honor a Winsor McCay. Obviamente era muda y se hizo pensando en una proyección privada en una fiesta.

La copia subida a YouTube no es que esté en muy buen estado, pero se puede ver. Están implicados en esta animación los estudios de Paul Terry (Super Ratón…) Max Fleischer (Betty Boop…) y gente de Walt Disney y Walter Lantz (Pájaro Loco…). Se dice que la noche de la fiesta las risotadas de los presentes se oían por todo el hotel…

Visto en Panopticist