RickKielEl actor estadounidense Richard Kiel, ese gigantón de denso esqueleto y rostro inconfundible, ha muerto en un hospital en Fresno (California). Kiel estaba convaleciente de la fractura de una pierna a consecuencia de una caída de un caballo.

El papel por el que es más conocido probablemente es el de “Jaws“, el sicario indestructible y némesis de James Bond en La Espía que me Amó y Moonraker. Pero su carrera cinematográfica se remonta a los años ’60, cuando abandonó su trabajo de vendedor de parcelas en el cementerio (!) y empezó a hacer de secundario en series de televisión, sin duda ayudado por su imponente aspecto; tenía acromegalia, ese síndrome de exceso de hormona de crecimiento que genera rasgos toscos y los casi dos metros veinte de altura que portaba.

Dentro de los muchos papeles que representó, mi recuerdo va para el embajador extraterrestre Kanamit en To Serve Man, el memorable episodio de Twilight Zone; pero el rostro de Kiel aparece en decenas de filmes de las décadas de los 60-70. En los últimos tiempos también se había dedicado a prestar su voz para animaciones y videojuegos, y a escribir. ¡Buen camino, Richard! ¡No muerdas a nadie al otro lado!

Richard Kiel en IMDB

Visto en BoingBoing.