Uno de los simpáticos Heterocephalus en su madriguera disfrutando de un snack de melocotón. Incluso parece que lo estuviera agarrando con las manos… oh Dios mío. ¡Evolución!

Vía BoingBoing.