Shoggoth, originally uploaded by Elecé.

Hablando sobre la posible adaptación a la pantalla de la novela corta de H. P. Lovecraft En Las Montañas De La Locura por Guillermo Del Toro, planteaba mi horror cósmico ante la posibilidad de que esta historia sea destrozada igual que todas las adaptaciones cinematográficas que se han hecho del autor. Para mi gusto, el mejor Lovecraft que se ha hecho es… una historia que no es suya: La Cosa, de John Carpenter.

Ojo! Spoilers más adelante (pero poquitos)…

Cuando vi Hellboy y la representación del Jahad (Mike Mignola es otro admirador de Lovecraft) me dije para mis adentros que ahora sí estaba capacitado Hollywood para representar visualmente las pesadillas del maestro de Providence. Sin embargo -y esto a nivel personal- no consigo dar una forma coherente a los bichos de esta novela. La descripción de los Antiguos -una raza extraterrestre de la periferia del Universo conocido, constituidos sólo en parte por materia normal- es demasiado terrestre. La base estructural es la de un equinodermo; ya que los Antiguos forjaron la vida sobre la Tierra, se podría racionalizar el parecido diciendo que crearon vida “a su imagen y semejanza” . Pero la forma en conjunto carece de la elegancia de los orgánicos terrestres: ¿cómo conjugar el exotismo con algo estéticamente coherente?

Lo mismo pasa con la arquitectura Antigua: ¿cómo representar edificios de una raza superior, que construye en piedra, carece de simetría bilateral y posee una organización social similar a la Rusia de los años 40? Todos mis intentos acabaron miserablemente en skylines de Coruscant o similar. Y luego están los Shoggoth.

Un shoggoth es un organismo artificial, titánicas masas de protoplasma capaces de crear órganos funcionales a petición de sus amos, con el fin de realizar trabajos pesados: diríamos que un Terminator T1000 pero de carne. Ojos, aletas, pseudópodos: todo se crea y disuelve en el cuerpo del shoggoth sobre la marcha. La tentación es, pues, dibujar una ameba: casi todas las representaciones que existen los pintan así. O un vómito lleno de ojos, o como un pulpo atropellado. Es un desafío concebir semejantes cosas sin caer en lo mismo.

He aquí uno que he hecho hace un rato: blanco, vertical y con los órganos justos. No tentáculos de pulpo, sino pseudópodos ramificados fuertes y resistentes. Un sistema locomotor potente y rápido. Blanco, para absorber la luz del nuboso mundo que era la Tierra en su mejor época. Habría que versionar shoggoths submarinos, cavadores, montadores; a ver si tengo la capacidad para hacerlo. Próximamente.

Comparte!