Thylacoleo by Jeanette MuirheadTetrapod Zoology y la gente de Strange Nation han sacado nuevamente el tema de los gatos gigantes australianos. Es un tema curioso porque está a medio camino de la criptozoología, un punto intermedio entre el sasquatch y el okapi. La historia resumida es la siguiente:

En Australia llevan un tiempo recopilando avistamientos de animales que a primera vista parecen gatos domésticos, pero de un tamaño monstruoso (1.5 metros, casi pumas); al mismo tiempo aparecen huellas, excrementos, arañazos, etc. También hay cabezas de ganado muertas de forma tal que parecen indicar la garra de un depredador específico (muertes por ahogamiento, punciones en el cuello, grandes desgarros subparalelos, arrastre de la presa). Y hay también alguna foto y un par de videos.

Como en Australia no hay pumas ni otros grandes felinos, que se sepa, el enigma está servido. Se plantean todo tipo de hipótesis: panteras extraviadas, gatos mutantes, una familia de gatos marsupiales supervivientes (el Thylacoleo carnifex se extinguió hace ya treinta mil años), pumas (mascotas abandonadas de las tropas americanas en la II Guerra Mundial) o que todo es mentira y paranoia.

Algunas de las imágenes y el vídeo llamado de Lithgow (que puede verse aquí) muestran un animal muy parecido a un gato doméstico en forma y movimientos, pero no un gato gordo sino un animal de gran porte, aunque la escala es difícil de precisar. Según parece, los gatos asilvestrados de Australia están poniéndose grandes… recordemos que un híbrido como el ligre puede ser incluso más grande que sus progenitores. Aquí pongo una foto de Hércules el ligre para que se aprecie lo magnífica que es esta bestia. Izquieeeerda.

Hercules el Ligre

Comparte!