Nada nuevo bajo el sol

Hace tiempo ya que, sobre la idea de coches que se comunicaran mutuamente para una mejor comprensión y educación en la carretera, apareció un generador de mensajes trasero para el Fiat 500 XPress. Es una pantalla LED que muestra caritas y símbolos, algo primitivo.

Bueno, repasando algunos álbumes de Spirou y Fantasio de Franquin (que se remontan a finales de los ’50) encuentro lo siguiente: pero primero, un esbozo de situación.

Fantasio es un personaje de historietas secundario, contrapunto cómico a su compañero, y está ligeramente basado en Lorenzo Parachoques (Dagwood Bumstead) de Chic Young. Una de sus habilidades es inventar dispositivos, afición que comparte con su creador André Franquin. Otra afición común a ambos son los coches: en sus historias no hay coches ‘genéricos’ sino vehículos con marca y modelo. En este caso, Fantasio modifica un De Dion-Bouton de 1912 para “mejorarlo”. esta es una de las mejoras:

Señalizador de coche, 1959 (está en francés, pero se entiende) el “dispositivo para una conducción educada” consiste en una pantallita trasera controlada por el conductor, en la que aparecerían mensajes como “perdón” “gracias” o también ofensivos (como el de la tercera viñeta, para el que no tengo traducción). Vamos, algo bastante más evolucionado que la pantallita de Fiat. Y hablamos de… ¡1959! Es posible que si André se hubiera quedado en USA -no pudo a causa de su visa de inmigrante belga, que duraba sólo un mes- este y otros de sus inventos “absurdos” se hubieran patentado. Ahora tendríamos unos coches con más chirimbolos y un gran dibujante menos.

Mejor así.