El sueldo de Tintín

Esta noche* estaba hablando con un amigo que planea un viaje a Centroamérica. Más adelante salió el tema de la gente que hace viajes de descubrimiento de varios meses (como los hijos de los aristócratas alemanes tenían por costumbre a principios del XIX): y bueno, el tema es largo, pero acabó derivando en lo siguiente: ¿De qué vivía Tintín, el reportero? ¿Es realista pensar que la vida de los aventureros es así, que no tienen gastos y cuando vuelven arruinados de sus misiones les espera un acogedor hogar que se paga y arregla solo?

Es un tema amargo en el que siempre intento ver la cara burlesca, ya que lo contrario lleva a pensar en un universo ficticio y falaz en el cual somos los únicos fracasados incapaces de descubrir tesoros, salvar damiselas y visitar los seis continentes cinco o seis veces al año. –Realismo!, dijo Felipe.

Claro que la frase de Felipe era: –Realismo, dije, no realidad. La realidad es… es lo que hay, pero no siempre sirve para resolver una historia. Sin embargo hay cosas que podían descartarse ya. Por ejemplo:

– ¿Por qué siempre en los museos de arte hay esqueletos de dinosaurios en el hall?

(más…)

Cosas del pasado

LagaffeAcabo de encontrar un cartel que fotocopié hace… dieciséis años (?) en un viaje a Bruselas (se puede ver pequeñita haciendo click en la viñeta o descargar aquí; está en francés pero es bastante gráfica). Me alojaba en el Auberge de la Jeunesse y vi en una de las columnas llenas de affiches y papeles informativos un folio que me llamó la atención: era un dibujo a tinta de Franquin (el más famoso dibujante de Spirou) y Delporte (guionista de muchísimas BD belgas, que murió en marzo de este mismo año) con el personaje de Gaston Lagaffe (Gastón Elgafe en la versión castellana). A mí me encantaba Lagaffe y las absurdas historias que estos dos artistas creaban, con bastante mala leche.

Gaston, para quien no lo conozca, es una especie de conserje patoso de la Editorial Dupuis (que realmente existe) y mayormente se dedicaba a amargarles la vida a los curritos de allí, dibujantes, creativos y demás fauna. Seis años después (1963) Paco Ibáñez se basaría en este personaje para crear al Botones Sacarino, una especie de conserje patoso que… dejémoslo así.

Aparte del diseño de personajes y el escenario base, hay poco parecido entre las historias de Sacarino y Lagaffe. Con esa mezcla de ternura y acidez que caracterizaba toda la obra de Franquin, las situaciones y los personajes eran extremadamente absurdos, pero las anécdotas eran tan… verídicas que no me cabe duda de que la mayor parte las habían rascado él y Delporte de sus propias vivencias en la editorial.

Pero esta plancha era diferente. Mucho más siniestra y con el estilo de sus Idées Noires, usaba al personaje amable para denunciar una cara tenebrosa de nuestra realidad. Con mi escaso francés de aquellos tiempos –qui est, bien sûr, le même que aujourd’hui- pedí al conserje que me hiciera una copia, la cual encontré hoy.

Y hoy también descubrí que Franquin (a quien hacía retirado) había muerto, seis años después de esta historia y ya hace diez. (Pucheritos).

Valga este post como saludo a esos dos fieras de la pluma y como recordatorio de que las mismas cosas siguen pasando, y siguen siendo denunciables, en este siglo XXI que Franquin no llegó a ver.

Superhéroes judíos?

Portadas de comicHace algún tiempo salió el tema de que si Kal-El, el último kryptoniano (vulgo Superman) era judío. Esto en parte era por el nombre, en parte por lo mesiánico en general del tema, y en parte porque sus creadores eran judíos . Pero también porque quien sacó a relucir el tema era un rabino, aprovechando el tirón de la película Superman Returns.

Es una estrategia común la de asignar gran cantidad de actividades a una colectividad cuando se desea darle bombo para bien o para mal. La masonería moderna ve actividades y símbolos de la Obra en todo, desde las catedrales medievales a los egipcios, pasando por los billetes de dólar y otros ejemplos. Los nazis veían actividades judías por todos lados -claro que del punto de vista negativo- y recuerdo una vez en El Cairo en que una amiga local me dijo, ante mi extrañeza por la actitud de la gente, que creían que era un espía israelí. Eran los tiempos del atentado del Museo y el Templo de Hatshepsut y la paranoia volaba.

(más…)

Mickey prehistórico

Mickey, Edad del BronceUna pieza de bronce, , un broche de más de mil años de antigüedad, ha sido encontrado en Uppakra, Suecia. Según Jerry Rosengren de la Universidad de Lund, estos adornos se empezaron a hacer en Francia hacia el 700, supuestamente representando cabezas de león. Es posible que un orfebre anónimo que conocería a los leones de oídas diese con esta peculiar concepción gráfica, que parece el ratón Mickey.

Un ejecutivo de la Disney recalcó con cierta ironía que “Mickey es un personaje intemporal, pero esto refuerza esa noción de una forma que nunca hubiésemos esperado“.

Los bocetos iniciales de Disney se basaban en círculos interpolados, de los que al final salió la forma que todos conocemos.

El artículo, en Discovery Channel.

Cancioncillas

enanoLetra de la canción tonta de los enanos, en Blancanieves:

V.O.: “I chased a polecat up a tree / Way out on upon a limb / And when he got the best of me / I got the worst of him”

Versión hispana: “Tras una mofetilla fui / del mundo hasta el confín / logró ver lo mejor de mí / yo de ella lo más ruin”

¿Qué se supone que significa eso?