Preciosos.

Improntas de temnospóndilos en el fangoOtra de huellas, y no es que las vaya buscando; las cosas de este universo vienen hiladas, casi siempre de tres en tres… bueno. Esta losa proviene del Carbonífero de Pennsylvania y muestra las huellas que unos anfibios dejaron al sestear al sol en la barrosa orilla de algún río o lago. No aportan gran cosa y ni siquiera son gigantescas (unos 30 cm.) pero resulta conmovedor ver la marca de una actividad tan familiar en el cuerpo de algo que vivió hace 350.000.000 de años. Hace diez millones de generaciones. Lo digas como lo digas, resulta incomprensible.

Leído en Paleofreak.

Con plumas

Sinornithosaurus millenniiPor favor, abrid el link que tiene la foto y disfrutad con el precioso detalle y textura de este Sinornithosaurus de los yacimientos de Liaoning, China. Las calizas son tan finas y el sedimento posado tan delicadamente que el animal parece recién atropellado.Éste es uno de tantos dinosaurios avianos  que se están descubriendo en China, pero el caso es que tal vez sean más comunes de lo que parece. El clásico y tan querido por los niños de todas las edades Velociraptor mongoliensis, cuyos fósiles se conocen hace poco menos de cien años, pudo tener pelusilla: un estudio publicado en Nature analiza las marcas de la raíz de las plumas en los huesos del antebrazo, y concluye que este pequeño depredador <modo Chiquito> perdía más plumas que el edredón de Espinete JARRL! <fin de modo Chiquito>Un artículo en castellano en Paleofreak.