Cosas tristes

Cosas tristes

Esta tarde al llegar a casa me he encontrado a mi gata mayor muerta. Era vieja y obesa, y un poquito achacosa; pero hasta ayer mismo todavía anadeaba hacia la comida arrastrando su panza por el suelo como una especie de barredora peluda. Anoche, sin embargo, vino...