El conjunto de antenas del radiotelescopio ALMA en Atacama, Chile.Hace ya algún tiempo que sabemos que en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, se encuentra un agujero negro supermasivo: desde la Tierra este objeto estaría a 26.000 años-luz en la dirección de la constelación Sagitario, así que le llamaremos Sagitario-A.

Un agujero negroSagitario-A contiene una masa equivalente a cuatro millones de Soles; es un objeto extremadamente compacto* que distorsiona el tejido del espacio-tiempo a su alrededor, por lo cual no es visible a simple vista. Sin embargo, el disco de acreción (el sumidero de materia que está siendo absorbida por el agujero) emite radiación en forma de infrarrojo y ondas de radio, así como radiación de Hawking, con lo cual puede ser detectado por radiotelescopios, por ejemplo. Tenemos una foto compuesta de los telescopios Chandra y Hubble pero es algo borrosilla.

La reciente foto de Sagitario-A. imagen©NASADe todas maneras, un telescopio óptico funciona de forma totalmente diferente a un radiotelescopio. Estos últimos no consisten en lentes ni espejos, sino que -coo pueden verse en las icónicas imágenes de apertura de los filmes 2010: Odissey Two y Contact– son conjuntos o array de antenas que captan señales de radio. Cuanto más antenas, mejor.

Y ahora viene la idea del Telescopio Event Horizon. Este es uno de esos proyectos que parece sacado de una novela de Arthur C. Clarke: se trata de un sistema que enlazaría no un array de antenas locales, sino conjuntos completos de radiotelescopios de todo el mundo, desde España y Arizona -pasando por Chile, Hawaii y México- hasta la Antártida, creando un telescopio virtual del tamaño del planeta Tierra.

La composición del telescopio virtual Event HorizonEs complicado sincronizar todos estos delicados dispositivos al mismo tiempo de forma que apunten a una localización concreta del cielo, pero se espera obtener imágenes de 2PB (petabytes) del arco de luz distorsionada en torno al agujero y tal vez del chorro de partículas que brota del eje de algunos de estos objetos, si es que Sagitario-A lo tiene.

Imagen de Sagittarius-A en la web de la NASA.

* como un millón de veces el diámetro de la Tierra, pero claro, mucho más denso.