Ahora que Arnold Schwarzenegger se retira de la política californiana, ha prometido volver al mundo del cine (I’ll be back). Las productoras se frotan las manos pensando en secuelas de las películas más taquilleras de los ’90, sin pensar siquiera que han pasado veinte años. Ya habían dado con un truco para hacerle inmortal a efectos cinematográficos: lo que me pareció la mejor parte de Terminator Redemption fue precisamente el trocito en que hace un cameo como si tuviera veintipico años. Pero hay otros métodos.

Me ha llevado algún tiempo comprobar que esto no es una April Joke: una futura serie de dibujos animados con estética de producción barata tipo Tortugas Ninja o The Real Ghostbusters y un planteamiento que promete arcadas: el gobernador de California se retira para dedicarse a combatir el crimen con un grupo de ayudantes juveniles y un montón de gadgets futuristas.

No sé, me resisto a creer que más héroes de juventud sigan la senda de George Lucas y se dediquen a violar mi infancia. Y la de mi generación y una o dos más.

Ahí va el trailer:

Visto en Hollywood Reporter.