¿Quién anda ahí comiendo? El diplópodo de ayer, por supuesto.

Dentro del baño turco en miniatura que es el Jardín Criptógamo, el bicho está viviendo una vida soñada de jungla tropical. Claro, no solamente no se va sino que ni siquiera se oculta! Y ayer mismo era un rosco inmóvil sobre el musgo.

Esto da que pensar. El bicho fue picado toda la mañana por una araña que intentaba disolverlo por dentro para comérselo. De un día para otro, está sanote como un roble. ¡A ver si es que estaban compinchados para conseguir comida gratis de algún tonto! Estos Chelicerata son listísimos; no es casualidad que fueran los primeros animales en conquistar la tierra firme en el Silúrico, un lugar no muy diferente de mi Jardín.

Comparte!