¿Por qué el espacio no es uniforme? Es decir, cuando uno mira las estrellas, se ve que están agrupadas en racimos y no dispuestas en un entramado aleatorio más o menos homogéneo. La teoría es que, después del Big Bang, la materia (toda, incluyendo la misteriosa Materia Oscura) se condensó en una estructura filamentosa similar a la que forman las burbujas de la espuma de una ola. A partir de esos acúmulos de materia -esencialmente átomos de hidrógeno, en aquellos tiempos- se formarían por acreción las primeras estrellas y planetas, dispuestas a lo largo de los “hilos” de gas y materia oscura que los mantienen unidos por la fuerza de la gravedad.

UM287Se han hecho simulaciones informáticas que confirman esto: los resultados de la evolución de esas simulaciones acaban con enjambres de estrellas muy similares a los que podemos ver en la actualidad; pero nunca hemos visto la trama del Universo en sí misma. Hasta que el telescopio Keck I de Hawaii detectó el flashazo de UM-287, un quásar a 10 mil millones de años luz de la Tierra, mientras rastreaba emisiones de fluorescencia de gas cósmico: el hidrógeno emite luz ultravioleta al recibir la radiación del quasar. La emisión Lyman-alfa de UM-287 se extiende 460 kiloparsecs y muestra una mínima parte de lo que debe ser una estructura gigantesca que coincide en parte con el modelo predicho. La masa del filamento es diez veces superior a las calculadas por las simulaciones, lo que implica que una gran cantidad de materia gaseosa falta en los modelos numéricos actuales.

 

A cosmic web filament revealed in Lyman-alpha emission around a luminous high-redshift quasar, en la web de la Universidad de Cornell.