Las arquitectas del montículo eran Formica rufa u hormiga roja de bosque, muy común en pinares de Europa. Son carnívoras, pero de carne de orugas y otros bichitos. De hecho no pican, sino que escupen una solución de ácido fórmico por un orificio que tienen detrás. Mi madre era extremadamente alérgica a este veneno; yo no, por suerte.


E P Í L O G O


Por cierto, este hace el post número 1000! Gracias por estar al otro lado!