V452_Vulpeculae_BA pale blue dot es la famosa reflexión (y un libro) de Carl Sagan, refiriéndose a la foto enviada por la sonda Voyager desde seis mil millones de kilómetros en el espacio profundo, en que apenas se ve la Tierra como un puntito azulado.

Resulta que ya hemos visto otro, menos pálido. Pero no es un planeta clase M*; se trata de un joviano caliente, un gigante gaseoso demasiado pegado a su estrella. Cuando se descubrió HD 189733b en 2005, al pasar por delante de la enana naranja ante la que orbita -esta estrella no está lejos, 63 años-luz del Sistema Solar, y se la ve brillar en la constelación Vulpecula**– hubo gran entusiasmo, ya que los patrones de absorción de luz correspondían a la molécula de agua; gran parte de la atmósfera, si no de la superficie, debía ser agua. Otras moléculas presentes eran CO2 y metano.

¡Maravilloso! ¿Cuándo nos vamos? Dirán algunos. Pues desde luego no a vivir; V452 Vulpeculae B tiene un año que dura 2.2 días terrestres debido a su apretada órbita. El calor en la superficie es insano: 800ºC en la parte expuesta, ya que -al igual que Mercurio- siempre da la misma cara a su sol. La diferencia con Mercurio es su densa atmósfera, que debe de ser terriblemente ventosa por el intercambio de aire frío y caliente de las dos caras del planeta. Puede que la brisa refresque un poco el ambiente, pero con 1,15 veces la masa de Júpiter, la gravedad es insoportable. Por no hablar de festejar la Navidad tres veces por semana.

¿Y las nubes? Se ha constatado que el planeta brilla con luz azulada, no es un gigante marrón al estilo de Júpiter o Saturno. Estos dos son así por los compuestos orgánicos que flotan en su atmósfera, al igual que la Tierra es azul por el nitrógeno y oxígeno. Pero el agua en V452 Vulpeculae B no puede tomar forma de nubes: a esa temperatura es vapor de agua, agua gaseosa, invisible. Lo que nosotros llamamos “vapor” o “nubes” es la condensación en forma de gotitas de ese gas, pero a 800ºC no hay manera de que esto ocurra.

Lo más probable es que se trate de nubes de material sólido flotante, polvo de sílice y sodio, lo que le da ese color al planeta.

* una muestra de lo poco desarrollados que estamos en planetología y exogeología es que la única clasificación más o menos seria de formas planetarias pertenece a Star Trek.

** La Zorra.

 

Comparte!