JamestownLa vida fue dura en los primeros asentamientos de colonos ingleses en Norteamérica. El primero de todos, el fuerte de Jamestown, se levantó en la costa de Virginia junto al río James en 1607: 104 colonos venidos en tres barcos lo levantaron en cosa de un mes. Tierra fértil y un ambiente precioso (bosques, un río serpenteante, una península protegida donde levantar el asentamiento) parecía prometer felicidad a los colonos; pero no todo eran bondades. Los ataques de los indios vecinos powhatan, los passpegh y los españoles* eran esporádicos pero minaban la tranquilidad de la colonia. Los ingleses eran vistos como una molestia tolerable por los powhatan, y su tecnología superior era muy deseable. El secuestro, cuasi-ejecución y posterior “rescate” del colono John Smith por parte de su hija Pocahontas, parece haber sido una especie de ritual de admisión orquestado por el jefe Wahunsunacock para incluir la pequeña colonia inglesa dentro de su tribu, aislándolos de otras para evitar alianzas incómodas. También los ayudaron proveyéndoles de comida, aunque los “malentendidos” fueron continuos. Simplemente, la diplomacia de los indios algonquinos era muy diferente de la inglesa.

En el invierno de 1608 hubo un incendio en el almacén de grano y la consecuente escasez; Smith llegó a convertirse en presidente del consejo e implantó una política de austeridad y disciplina (su slogan era: “El que no trabaje, no comerá“) pero al año siguiente* hubo un ataque especialmente violento de los powhatan, y ese invierno 200 colonos murieron de hambre; los 60 supervivientes pasarían otro año muy malo, quedando la colonia reducida al 20% de la población original. Es en esta época cuando los historiadores planteaban la posibilidad de canibalismo en la colonia, basándose en los testimonios del gobernador Percy escritos en 1625; pero ahora, en las excavaciones del fuerte -hallado en 1994- se encontró un testimonio físico de lo que debió haber sido aquello: parte del esqueleto de una niña de 14 años, despedazada de manera torpe y cuyos huesos acabaron en un basurero.

calaveraEl cráneo está marcado de varios machetazos infructuosos en la frente (mala idea); parece que le dieron la vuelta y al final se partió por el parietal, consiguiendo abrirlo y sacar el contenido. Las hábiles marcas de descarnamiento en otros huesos, como el peroné, indican que más de una mano trabajó sobre el cadáver. Análisis isotópicos de los huesos indican una dieta alta en proteínas, así que esta niña debía ser hija de algún señor que llegó a la colonia en el peor momento. Lo más probable es que muriera y sus vecinos no esperaran demasiado para incorporarla a su dieta.

Artículo completo en la web de Smithsonian.

* españoles-colonos, no indios españoles. Que los hubo, pero en Florida.

** para quien quiera conocer lo que vino después de Pocahontas, en 1609 John Smith se había vuelto a Inglaterra a recuperarse de unas heridas; Pocahontas se casó con un cultivador de tabaco y se fue a Inglaterra donde moriría en 1616 con veintidós años; al morir Wahunsunacock, el jefe Opchancanough intentó exterminar a los colonos en 1622 y 1644, consiguiendo con la primera vez que se abandonara el fuerte -para vivir en el nuevo pueblo- y la segunda, que la tribu powhatan y toda la confederación Tsenacomoco fuera prácticamente destruida en represalia por los ingleses.

Comparte!