He cambiado la batería de mi coche.

Solo!

Sin romper nada! Y arranca!








A veces la vida es como un videojuego. Otras veces, como el mes pasado con Hacienda, se parece más a una hoja Excel.