Vintage

Pues sí, Fido Dido ha vuelto a las latas de Seven Up, debe ser por eso de sacar gente del paro. Porque el personaje de Ferrone y Rose -que me caía ligeramente repelente por ser una criatura básicamente hecha para los anuncios y además convertirse en icono de los pijos de la época- había desaparecido a mediados de los ’90.

Yo creo que las décadas, al menos las de la humanidad del siglo XX, están mal medidas. Tenían que contarse de la mitad de una a la mitad de la otra. Por ejemplo, 1985-1995 forman una unidad cultural bastante definida; pero 1980-81 por ejemplo, fueron años totalmente setenteros. Esa década atravesada fueron los años de los dibujitos de 7-Up y de otro montón de cosas, tantas que sorprende. Los jóvenes que vean esto no pueden imaginarse que antes de esa época no hubiera móviles, ni Internet, ni CDs, ni Apple ni Windows ni Android, que los rusos eran el Mal, Fred Astaire y Groucho Marx estaban vivos, todavía podías encontrar nazis escondidos, para atravesar Europa había que gastar una pasta en cambio de divisas… cuántas cosas pasan en diez años. Y siguen pasando. Cuando tengáis que explicar a alguien dentro de quince años que en tu época el cáncer no era una enfermedad crónica y la gente moría de SIDA, que no se conocía la existencia de vida extraterrestre, que no podías usar un coche si no sabías conducir o que las hamburguesas estaban hechas de animales muertos, ya veréis lo que quiero decir.

Creo que fue Da Vinci el que dijo aquello de “No es que el tiempo pase rápido, es que tenemos buena memoria“.

Comparte!