A veces la gente publica fotos de cadáveres que encuentra en la playa: delfines podridos, ballenatos, congrios, gatos y perros despellejados. Y son monstruos mutantes. Así tenemos al Monstruo de Montauk, la Bestia de Sakhalin, el Bisho de Almería, el Alien de Cerro Azul… no es de extrañar, ya que la vida marina está llena de diseños extraños con estructuras internas aún más extrañas que aparecen con la descomposición. Pero ninguno es lo suficientemente alienígena.

Esto estaba en la arena de una rambla (parece un paisaje marciano) cerca del cadáver decapitado de un pájaro, el día que apareció la nube de polvo africano.

xenomorfo

Parecía una cruza entre un cerebro, una araña y una raíz. Negro, con la superficie anillada y llena de alvéolos circulares, y una proboscis de pelitos. Resultó ser una raíz de caña ennegrecida por la intemperie, pero se parece más a mi idea de un ser extraño que esos pescados y cuadrúpedos sin pelo. Y me quedo corto.