En ocasiones hay bandadas de garcetas blancas que atraviesan el cielo; otras veces son palomas, y más raramente, gaviotas. Pero las bandadas de bolsas de plástico sólo se dan en los ventosos días de finales de otoño.