Hola, gente.
Siempre me he negado a poner anuncios en el blog, por aquello de que son molestos y realmente aportan muy poco dinero (todos tenemos un precio, y el mío es más alto que eso) pero en este caso haré una excepción. Aún recuerdo cuando me recomendaron un buscador que no era Ozú ni Altavista: se llamaba Google y prometía un sistema de búsquedas mejorado. No estuvo mal. Luego vino Chrome, también recomendado por amigos.

En este caso la recomendación fue un navegador basado en Chromium llamado Brave; es prácticamente igual, pero lleva incorporados los principales bloqueadores de anuncios y promete una navegación totalmente privada, sin traspasar datos al gigante Google para que nos vendan cosas. Lo he probado.

Al ser “pariente” de Chrome, admite extensiones de este navegador; la importación de marcadores es simple, con lo cual en un momento se puede estar utilizando igual que el antiguo (no hay una etapa de transición en la que siempre te falta algo y hay que volver a abrir el otro). En cuanto a consumo de memoria y velocidad, aunque promete ser el doble de rápido que Chrome (y hasta 8 veces más en su versión móvil) yo no lo he notado:van más o menos igual.

Dentro de los sistemas de privacidad, Brave te permite abrir ventanas utilizando Tor para camuflar tu IP; y otra novedad, incluye un wallet para la gestión de criptomonedas dentro de las cuales utiliza BAT para una gestión de anuncios responsable. Me explico: se bloquean todos los anuncios, pero si quieres recibir algunos, Brave te va enviando notificaciones y si las visualizas, te recompensa con BATs.

(En la imagen se ven los iconitos de la barra de dirección donde te indican el número de elementos bloqueados y las recompensas en BATs)

Como todas estas estructuras publicitarias, el pago es muy poco (10-20 centavos de dólar) pero bueno, ahí está. El fallo que le veo, al menos hasta ahora, es que el tipo de anuncios que mandan es repetitivo y escaso: artículos de jardín de eBay, una VPN de suscripción, una aplicación de móvil… creo que siempre recibo lo mismo, al menos han acertado con los productos.

Como digo, Brave es un navegador en desarrollo y le quedan muchas aristas por pulir; pero en el mes y pico que llevo con él no he tenido que arrancar otro y me siento cómodo. Así que lo recomiendo por tres razones fundamentales:

  1. Veo que es un buen navegador, gratis, de código abierto y que respeta la privacidad,
  2. Cuanto más usuarios tenga, mejores desarrollos habrá en cuanto a mejoras y extensiones;
  3. Si lo recomiendo me aportan unos BATs al wallet 🙂

Claro que lo podéis descargar buscando Brave directamente, pero usando el código de descarga que os adjunto y probando Brave un mes me darán una ayudita para pagar el alojamiento del blog y las páginas de fotos, vaya. Muchas gracias!

https://brave.com/ele549