El diamante -la forma cristalina del carbono que se forma a altas presiones y temperaturas- es conocido por su dureza y fragilidad: es capaz de rayar prácticamente cualquier mineral, pero se rompe como el vidrio si le damos un martillazo, y su respuesta elástica es de un 1%. Esta forma alotrópica se comporta de forma muy diferente a otras (el grafeno, por ejemplo, o el coque). ¿Y si pudiéramos modificarlo?

Un equipo de científicos de Hong Kong, Singapur, Corea y USA ha podido comprobar en la práctica una configuración de diamantes flexibles, hasta cierto punto (un 9% de deformación reversible) lo cual abre las puertas al desarrollo de nuevos materiales y tecnologías.

El equipo fabricó diamantes cristalizados en forma de pelitos nanométricos (mediante deposiciones de vapor de carbono). Estos pelos eran tanto monocristalinos como policristalinos, es decir, compuestos de varios cristales de diamante unidos y su tamaño rondaba los 300 nanómetros.

Posteriormente, se aplicó presión con una aguja (también de diamante) para probar la flexibilidad del material, que en los pelos monocristalinos se aproximaba al límite teórico posible del 9% y en los otros un poco menos. Al retirar la presión, el pelo se recobraba a su forma original; esto es importante, ya que indica que es flexible pero no se deforma.

Y ¿para qué pueden servir estos diamantes flexibles, más allá del experimento? El diamante es biocompatible, lo que da lugar a pensar en componentes protésicos de diamante, o biosensores, o incluso sistemas de distribución de medicamentos en el cuerpo. También se podría utilizar para almacenar información: a esta escala, las propiedades del material -no sólo mecánicas, sino químicas,ópticas y eléctricas- se alteran en formas aún no estudiadas. O -como especulaba Arthur C. Clarke en una secuela de 2001: Odisea del Espacio– usarlo como revestimiento de protección casi indestructible sobre monumentos y estructuras. Las posibilidades pueden ser inmensas.

Diamonds Can Turn Flexible when Made into Nanoscale Needles, en Sci-News