Vista aérea de uno de los pueblos perdidos del AmazonasMuchos antropólogos e historiadores han planteado la posible existencia de grandes ciudades en medio de la jungla amazónica, desde los testimonios de Percy Fawcett sobre el Manuscrito 512 a las investigaciones de los hermanos Vilas Boas. La idea va desde el concepto de una ciudad tecnológica extraterrestre (Akakor) pasando por posibles colonias europeas establecidas en la antigüedad (la que describe el manuscrito 512) a grandes poblaciones bien establecidas con sistemas avanzados de cultivo e irrigación (la hipótesis de la Terra Preta).

El caso es que no se descarta ninguna de estas ideas, pero no había testimonios concretos. Sin embargo, la deforestación de la selva amazónica ha dado lugar al hallazgo de emplazamientos antes cubiertos por la vegetación.

Jonas De Souza y sus colegas de la Universidad de Exeter (UK) decidieron explorar un área de tierra firme en la cuenca del río Tapajós -en el estado de Mato Grosso (Brasil) cerca de 2000 kilómetros río arriba de la desembocadura del Amazonas. Al buscar en imágenes de satélite, el equipo identificó 81 sitios precolombinos, que van desde caseríos individuales hasta grandes pueblos fortificados y carreteras. El sitio más grande se extendía sobre un área de 20 hectáreas. El equipo visitó 24 de los sitios para confirmar que eran precolombinos.

Jonas de Souza en uno de los emplazamientos de TapajósLos hallazgos sugieren que hubo asentamientos en una amplia franja del sur de la Amazonía. Hubo una tradición compartida de construir terraplenes, pero hay muchas diferencias locales, por lo que probablemente fueron construidas por muchas culturas diferentes. En un lugar, los lugareños parecen ser descendientes de quienes construyeron movimientos de tierra precolombinos cercanos, pero la mayoría de los pueblos indígenas han sido desplazados.

Esto se suma a la evidencia de que el Amazonas estaba mucho más densamente poblada de lo que se pensaba. “No podemos decir que todo el Amazonas estaba densamente poblado, pero algunas áreas sí lo estaban“, dice De Souza. Parece que toda la cuenca del río fue el hogar de tal vez diez millones de personas antes de que llegaran los europeos. La enfermedad y el genocidio luego borraron a la mayoría de ellos, y la selva escondió la evidencia.

Las comunidades precolombinas cultivaron de una manera menos destructiva que los agricultores modernos. Usaban el sistema de tala y quema para cultivar, pero también plantaron muchos árboles frutales. En 2017, se informó que estos árboles todavía abundan alrededor de los sitios arqueológicos de la actualidad.

Las fronteras sur y sudeste de la Amazonia son las áreas donde encontré la mayor riqueza de especies domesticadas en los bosques“, dice Carolina Levis del Instituto Nacional de Investigación Amazónica (INPA) en Manaus, Brasil. “Nuestros mapas coinciden bastante bien“.

Pre-Columbian earth-builders settled along the entire southern rim of the Amazon, en Nature