Otra de esas noticias: el melón más antiguo del mundo ha sido hallado en un yacimiento japonés cerca de Tokio. Es un trozo de cáscara y pulpa desecado y conservado bajo tierra.

Como el melón es africano y se sabe que los egipcios lo comían hace 4300 años, es razonable pensar que éste no fue el primer melón nipón, pero como record de fruto seco está bastante bien.

Moriyama está a unos 330 kilómetros (205 millas) al sudoeste de Tokio.