CaridinaDespués del Apocalipsis tecnológico que cauterizó toda vida en mi acuario (pero lo dejó limpio, eso sí) me encontraba poco dispuesto a repoblarlo, y durante mucho tiempo sólo hubo rocas y algas, aparte de algún helecho de Java. Pero hace un tiempo introduje tímidamente cuatro Caridina multidentata, o gambas japonesas, a ver qué pasaba. Esta es una, pero no son fáciles de fotografiar, y menos con una maldita compacta digital de enfoque automático.

Pues se han asentado bien: se respetan unas a otras, no deterioran el ecosistema y parecen felices. Así es que una nueva era ha empezado, una era de artrópodos en la que las antiguas glorias de peces vertebrados no son ni siquiera un recuerdo. Me pregunto cuántas veces habrá pasado eso en la Tierra, y si los primeros 4.000.000.000 de años de sus 4.500 estuvo realmente vacía y estéril.