Koko la gorilaKoko, la gorila que hablaba el lenguaje de signos con fluidez, murió esta semana mientras dormía. Tenía 46 años, una edad muy avanzada para cualquier primate.

Esta gorila de llanura occidental (Gorilla gorilla gorilla) bautizado Hanabiko al nacer (en japonés, “Niño de los fuegos artificiales“) el 4 de julio de 1971 en el zoológico de San Francisco. La Dra. Francine “Penny” Patterson comenzó a trabajar con Koko al año siguiente, enseñándole el lenguaje de signos que utilizan los sordomudos.

El Dr. Patterson y el Dr. Ronald Cohn trasladaron a Koko y el proyecto a Stanford en 1974 y establecieron The Gorilla Foundation. (Este año el Yerkes National Primate Research Center de Atlanta empezaba a estudiar también el uso de un lenguaje especial de símbolos -orientado a personas con retraso mental- con la chimpancé Lana)

Con su gran expresividad y simpatía, además de la capacidad adquirida para comunicarse con los humanos inequívocamente -en los 70 esta capacidad era casi asunto de ciencia-ficción- Koko cambió el paradigma del primate bestial y estúpido definitivamente. Buen camino, Koko.

 

La nota de prensa de la Gorilla Foundation