El oxígeno atmosférico de la Tierra no es un producto que venga de serie, quiero decir, cuando se formó el planeta estaba envuelto por una mezcla de dióxido de carbono y gases sulfurosos; una cosa sofocante y venenosa para cualquier forma de vida actual. Ell porcentaje de O2 que tenemos ahora es el subproducto de una actividad biológica, probablemente vegetales fotosintéticos que lo liberaban como residuo de su respiración.

Como el oxígeno es tremendamente corrosivo, la mayor extinción biológica de este planeta debida a la contaminación provocada por una forma de vida fue esa. ¡Pero pronto los animalillos descubrieron que podían utilizar el oxígeno para producir energía de forma mucho más eficiente! Esta es la causa supuesta de la llamada Explosión Cámbrica, en la que pasamos de un mundo que llevaba mil millones de años siendo un caldo de cultivo bacteriano, a un océano en el que aparecieron todas las ramas zoológicas que existen en la actualidad, y unas cuantas más: criaturas móviles, macroscópicas, blindadas. Agresivas.

La gran expansión del Cámbrico ocurrió hace unos 540 millones de años,aunque hubo otra (la llamada Fauna de Ediacara) hace 580 MA. Sin duda hubo otros factores que provocaron esta expansión (por ejemplo, la aparición de los genes HOX, que comentábamos en un artículo anterior) pero la química del oxígeno parece ser un punto clave.

Los fósiles de GaoyuzhuangAhora, un hallazgo en un yacimiento de la Formación Gaoyuzhuang, en el norte de China, parece retrotraer esta oxigenación mil millones de años atrás. Los especímenes, conservados como huellas carbonáceas en estratos altamente comprimidos, tienen unos 30cm de largo y 8 de ancho, y son claramente multicelulares.

No son las primeras huellas de una vida extraordinariamente antigua: existen otras trazas en rocas antiguas, como Gryphania o las raras estructuras piríticas de Gabón, pero podrían ser perfectamente tapetes bacterianos. Estas cosas de Gaoyuzhuang son grandes, tienen unas formas específicas (“cintas” y “lenguas”) y el análisis microscópico demuestra que se componen de multitud de células eucariotas ensambladas.

Foto microscópica de las estructuras celulares.Estos restos tienen toda la pinta de ser algún tipo de organismo multicelular,muy posiblemente un alga fotosintética, que pobló los mares hace mil quinientos sesenta millones de años. Esto querría decir que el proceso de oxigenación y desarrollo multicelular fue mucho más paulatino de lo que pensábamos; o que hubo una o varias extinciones planetarias entre medio que hicieron borrón y cuenta nueva en la vida terrestre. Entre las “algas” de Gaoyuzhuang y la primera esponja pasó el doble de tiempo que entre esa esponja y que nuestra especie cruzara el espacio. ¿Quién sabe cuántas cosas pudieron pasar en medio?

Decimetre-scale multicellular eukaryotes from the 1.56-billion-year-old Gaoyuzhuang Formation in North China, en Nature