Hallada una inscripción romana con un insulto y un pene esculpido

El descubridor, Mr. Herbert, con el pene esculpido a sus pies y el Báculo de Ra en la mano.

Hace unos pocos días, los arqueólogos que realizan excavaciones en el sitio de Vindolanda (una fortificación auxiliar romana al sur del Muro de Adriano, en Northumberland, Gran Bretaña) encontraron una curiosa piedra labrada. El descubridor, Dylan Herbert -un bioquímico retirado que operaba en el sitio como voluntario- estaba apartando unos escombros cuando lo que parecía ser un cascote ordinario resultó ser una inscripción aún más ordinaria con un pene esculpido en relieve y el texto «SECVNDINVS CAC(AT)OR» es decir, «Secundino, cagao».

El yacimiento de Vindolanda es conocido desde 1586, aunque las excavaciones propiamente dichas se remontan a principios del siglo XIX. Esta fortificación romana es conocida especialmente por sus tabletas de madera, con textos manuscritos en algo similar a la tinta china. Generalmente consisten en correspondencia oficial: un ejemplo, la tableta 291 (100 d.C.) contiene la invitación de Claudia Severa a Sulpicia Lepidina para su fiesta de cumpleaños y es uno de los ejemplos más antiguos de una mujer escribiendo en latín; o aquella otra de un oficial de caballería llamado Masculus solicitando al prefecto más cerveza para la guarnición.

El pene esculpido con la inscri`ción
La inscripción, que los epígrafos traducen como SECUNDINUS (nombre propio) CACOR (contracción de CACATOR)

La inscripción, datada aproximadamente en el 300 d.C., mide unos 40 x 15cm. y es el falo nº 13 hallado en Vindolanda, aunque casi todos los otros son representaciones apotropaicas para atraer la prosperidad, un amuleto común en la cultura romana. Aquí lo han usado más bien para añadir más fuerza al insulto; realmente, para tomarse la molestia de hacer este grabado en piedra, el tal Secundino debía ser una buena pieza.

Ancient Graffiti Uncovered, en la página de Vindolanda.
Visto en Ars Technica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.