Saludador

Esto es como cuando te saludan por la calle y resulta que va dirigido a alguien detrás tuyo, y te gustaría que la tierra te tragara en ese momento. La verdad es que el hombre sí me saludaba; más adelante lo vi en la carretera y seguía agitando la mano. Es un señor bastante mayor, delgado y algo estropeado, lo que no es impedimento para que alguna vez aparezca a las siete de la mañana con un abrigo y un gorro de lana. Lo que sí hace es controlar el tráfico en esa calle cuando sus camiones van a salir.