R.I.P. David Prowse (Darth Vader) 1935-2020

David como The Green Man

El conocido fisicoculturista y actor británico falleció anteayer en Londres a los 85 años. ¿Qué más le faltaba a 2020 que llevarse al mismísimo Darth Vader?

Bueno, el cuerpo de Vader. Prowse era un tipo gigantesco al que se había preocupado de entrenar de tal manera que era realmente impresionante: dos metros de altura, 120 kilos de músculos. Tenía amistad con Arnold Schwarzenegger y Lou Ferrigno (Hulk en la serie televisiva) cuando competían levantando pesas en los años 60. Eso tenía que ser para verlo.

La carrera fílmica de David empezó discretamente entrenando actores para papeles que requerían físico (por ejemplo Christopher Reeve en Superman) y haciendo papeles que requerían su habilidad con la fuerza: monstruos para películas de la Hammer, series (Espacio 1999, El Santo, Dr. Who, incluso en Benny Hill). En el ’75 hizo la campaña de tráfico del Green Cross Man. En 1971 interpretó el papel de Julian, el silencioso e imponente mayordomo cachas de La Naranja Mecánica de Stanley Kubrick. (Recuerdo la escena en que aparece ante Malcom McDowell, con un ruido respiratorio de fondo casi profético que me hizo buscar en los títulos de crédito y descubrir quién era).

Dave en La Naranja Mecánica

Cuando George Lucas vio esa misma escena ya lo tuvo fichado para ser el Señor del Sith en su producción La Guerra de las Galaxias, en 1976. Le dio a elegir entre el papel de Vader y el de Chewbacca (que al final interpretaría otro gigantón, Peter Mayhew) y Prowse escogió a Vader porque “uno siempre recuerda a los malos”. (También porque el diseño conceptual de Chewbacca parecía un traje de mono y pensó: “¿Tres meses embutido en un traje de gorila? No, gracias”. Pero la frase que se suele citar es la otra.)

Pero fue una relación problemática desde el principio: el acento campesino de Prowse fue sustituido sin avisar por la (mucho más imponente) voz de James Earl Jones durante la edición; en El Retorno del Jedi, cuando por fin se retira la máscara, es sustituido por el actor Sebastian Shaw; en las escenas de combate de esta misma película, debido a su falta de habilidad con el sable, es sustituido por Bob Anderson.

En 1980, antes del estreno de El Imperio Contraataca y a pesar de las medidas extremas con que Lucas rodeó la producción, se filtra el dato de que Vader era el padre de Luke Skywalker. Lucas le echa la culpa de esto a Prowse y aunque cuentan con él para el final de la trilogía tres años más tarde, ocurre la sustitución en la escena final que comentamos; la relación que pudiera haber entre ambos se agria para siempre. Prowse hace declaraciones de prensa incómodas. Se le evita a la hora de planificar convenciones de Star Wars. No se le invita a participar en ninguna de las dos trilogías posteriores, lo que hubiera sido un detalle bonito.

Prowse siguió con su vida de producciones locales y su gimnasio, siendo realista con ello. Un día volviendo de una convención local, Norma -su mujer durante 52 años- le echó la bulla por todo el tema de Vader y Star Wars. “Entonces me mosqueé y le dije: ‘Échale un ojo a esta casa. Tienes un hermoso jardín, un coche aparcado en la puerta… eso y todo lo que hay dentro lo ha pagado la jodida Guerra de las Galaxias, así que sé un poco agradecida!‘”

Pero David, que superó un cáncer de próstata hace unos años y actualmente iba en silla de ruedas, luchaba también con el Alzheimer y pérdida de memoria. Demasiados enemigos al mismo tiempo. De todas formas, la Fuerza está con él… para siempre. Buen camino, David.

Dave Prowse: Darth Vader actor dies aged 85, en BBC News.

El twitter de Mark Hamill:

Imagen por defecto
ObiWan
Artículos: 1831

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.