R.I.P. Diana Rigg, 1938-2020 (y un manifiesto contra la entropía)

Diana Rigg con uno de sus distintivos trajes de Los Vengadores.
Diana Rigg con uno de sus distintivos trajes de Los Vengadores.

Este año me he saltado muchos obi-tuarios porque, francamente, resulta deprimente ver cómo caen a tu alrededor disueltos por la entropía -uno tras otro- conocidos, familiares, mascotas y famosos; estos últimos a los que se le ha cogido un cariño unilateral. Es curioso cómo una persona puede ser querida por decenas de miles y sin embargo no tener para nada un sentimiento recíproco, básicamente porque ni sabe que existen.

Seguro que también están naciendo cientos de futuras estrellas de cine, políticos honrados, artistas maravillosos y científicos que revolucionarán el mundo. Pero tenemos ese pequeño problema con el tiempo que nos impide movernos por él nuestro antojo, a diferencia del espacio: mientras que la perspectiva (la percepción distorsionada del espacio cuando se mira desde un solo punto) genera paisajes disfrutables e interesantes, su equivalente temporal sólo provoca nostalgia, inseguridad y la sensación de pérdida que ya decía Buda que era una putada. Creo que usaba otras palabras, algo en sánscrito.

Diana como Olena Tyrell, en 2012.

Porque con la entropía no se trata solo de su aparente punto final (la muerte) sino del inevitable deterioro de sistemas y objetos. Veréis a lo que me refiero cuando digo que Dame Enid Diana Elizabeth Rigg, que caracterizaba a la abuelita chunga de Juego de Tronos, fue uno de mis primeras fantasías sexuales antes de que supiera qué diablos era eso del sexo. Ella fue la primera Emma Peel, en la serie británica Los Vengadores, con Patrick Macnee como John Steed.

Oh, su carrera -que empezó en los ’60- tiene innumerables interpretaciones teatrales, muchísimas series de TV y también apariciones en largometrajes, lo que en 1994 le valió la orden de Dame Commander of the Most Excellent Order of the British Empire, que es la segunda más importante del Imperio, por sus servicios a la interpretación dramática. Pero la mayor parte del mundo la recordará por tres papeles menores: la agente Peel, la condesa Teresa de Vicenzo (la mujer de James Bond) y doña Olena Tyrell, la Reina de Espinas.

The Avengers en una portada de la época

Curiosamente, el personaje de Emma Peele (la pareja de Steed, inseparables visualmente como Watson y Holmes o Mortadelo y Filemón) no apareció hasta la cuarta temporada de The Avengers, cuando la serie fue vendida a la productora americana ABC; y Rigg obtuvo el papel como segunda opción tras más de 60 audiciones de prueba de actrices.

Elizabeth Rigg se nos fue víctima del cáncer con 82 años, el 10 de septiembre. Buen camino, Liz.

La noticia en The Guardian.
geeksoncoffee.com/sexy-diana-rigg-pictures (extra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.