La Edad del Barro

Hay que ver que vamos saltando de una crisis a otra…

De pequeñito estaba muy concienciado ecológicamente, aunque en aquellos tiempos le llamábamos miseria. Papá trajo una vez una pila de folios para dibujar, y yo me hinchaba a pintar y pintar. Me angustiaba la idea de que algún día se acabarían: ¿qué hacer entonces?  ¿Volver a la pizarra o la plastilina? Mucho después descubrí que se podían comprar hojas en cualquier papelería. ¡Qué alivio!

Otra cosa que me obsesionaba desde la adolescencia y la Primera Crisis del Petróleo fue el descubrimiento de que los plásticos se obtienen mayoritariamente de derivados del petróleo. El miedo de la gente era a mover su motor, pero la idea de un mundo sin aislantes eléctricos y polímeros baratos resultaba mucho más aterradora. ¡La Edad Media! Sí, hay otras fuentes -incluso se pueden hacer plásticos con leche– pero la variedad se reduce drásticamente.

Pero no contaba con el desarrollo de nuevos materiales… en los últimos años han surgido materiales impensables hace treinta años, compuestos cerámicos, tejidos, nanopolímeros, fibras de carbono. El nuevo plástico podría ser un retorno a la primera materia plástica de la humanidad: el barro.

Un hidrogel compuesto básicamente por arcilla, agua y poliacrilato de sodio está siendo investigado por los Laboratorios Aida de Japón*: El producto es económico y fácil de obtener, y tiene la consistencia de una gominola. Los científicos están sorprendidos por la simplicidad del procedimiento y estudian ahora variar las concentraciones de pegamento, poliacrilato y otros añadidos para obtener rigidez y resistencia, por ejemplo. El punto es que estamos descubriendo materiales baratos: la cerámica también se hace con arcilla. El silicio también es abundante. Incluso el desarrollo de las nanofibras de carbono tendría una ventaja extra: la extracción del carbono libre de la atmósfera (CO2) para usarlo en tejidos estructurales… estaríamos haciendo el trabajo de las plantas.

Y por cierto, por el camino que llevamos, poco importará ya tener folios o no: el papel electrónico está a la vuelta de la esquina.

Visto en New Scientist

* atención a la frase que sale entre el menú superior y el «Welcome».