El gato de Nazca

Gato de Nazca
El Cerro Mirador Natural, que domina la pampa de Nazca, con su gato.

En la zona arqueológica de las líneas de Nazca (Perú) ha aparecido un nuevo geoglifo, y en el lugar más inesperado. Haciendo reparaciones de rutina en la pasarela que sube a la colina Mirador Natural -donde está un mirador de visitantes con una ventajosa panorámica sobre el desierto de Nazca- descubrieron la figura casi oculta por la erosión, que había pasado desapercibida hasta hoy.

Obras de restauración del Gato de Nazca
Obras de restauración del gato de Nazca; en primer plano, el sendero de subida al mirador.

El gato de Nazca, como es habitual en los geoglifos de la zona, está construido retirando la capa de piedras oscuras del suelo con lo cual el lecho del desierto, más blanquecino, queda a la vista; estas líneas de suelo tienen un ancho de unos 30 centímetros y la pieza entera, sobre 37 metros de largo. Tiene la forma de un felino visto de lado con la cara al frente, al estilo Paracas Tardío (200-100 a.C.). Técnicamente, no es un “trazado de Nazca” sino algo más antiguo.

Los felinos eran bastante populares en la iconografía Paracas, como atestiguan sus restos textiles y cerámicos. Los diseños de Paracas influyeron mucho en la posterior cultura Nazca que es la que realizó las famosas líneas que entrecruzan el desierto durante la primera mitad del I milenio.

  • textil gato Paracas

Ministerio de Cultura anuncia descubrimiento de geoglifo en la Pampa de Nasca, nota de prensa del Ministerio de Cultura peruano.

Imagen por defecto
ObiWan
Artículos: 1831