R.I.P. Radiotelescopio de Arecibo, 57 años escuchando el vacío

El Radiotelescopio de Arecibo en sus buenos tiempos.

El venerable radiotelescopio de 300 metros de diámetro de Arecibo (Puerto Rico) va a ser desmantelado tras el último accidente que arrancó otro cable y dejó la estructura demasiado inestable para ser reparada. 2020 se va como vino, llevándose consigo viejos amigos y nostalgias de otro siglo; esta vez le toca a la gran oreja galáctica administrada por la National Science Foundation norteamericana y que ha sido tan querida por la cultura popular.

El pasado mes de agosto se rompió uno de los cables de sujeción de la estructura, arrancando a su paso parte de las piezas que componen el plato del telescopio. Se plantearon estrategias de reparación, pero un segundo cable -uno de los cables principales, de acero trenzado de 8 centímetros- se vino abajo a principios de noviembre, seguramente por el esfuerzo estructural que suponía la pérdida del primer cable.

Cables rotos - radiotelescopio de Arecibo, noviembre 2020
Rotura del segundo cable, el 4 de noviembre.

Los cables que quedan no serán capaces de soportar la tensión de sostener la plataforma de 900 toneladas que cuelga a 137 metros por encima del plato; y las tres torres de sostén corren idéntico peligro. Toda el área está ahora mismo clausurada debido al riesgo de derrumbe general de la estructura.

Quiero decir esto tan fuerte como sea posible“, dijo Ralph Gaume, director de la División de Ciencias Astronómicas de la NSF, en una rueda de prensa: “No vamos a cerrar el Observatorio de Arecibo“. Aunque el gran plato del radiotelescopio será desmantelado, los edificios bajo la Torre 12 -que llevan adelante otros trabajos, como las instalaciones LIDAR para estudio de la ionosfera- seguirán funcionando en cuanto las obras de demolición hayan acabado.

¿Tendría sentido una reconstrucción? Parece que no. Aunque no es demasiado caro, el coste de diseño y fabricación de uno nuevo está fuera del presupuesto actual de la administración, además de que China ya ha construido uno aún mayor y más moderno, el FAST TianYan de 500 metros, tenemos el ALMA en Chile (un array de antenas que funcionan como un solo plato por interferometría) el SKA en Australia, el LOFAR en Holanda, y posiblemente sería más práctico desplegar un sistema nuevo.

En cuanto a turismo histórico… Arecibo era una parte importante del turismo que llegaba a San Juan de Puerto Rico. Tal vez una idea sería desmantelar las partes peligrosas, dejar el resto (el plato) oxidándose lentamente invadido por la vegetación tropical, y convertirlo en una especie de Isla Sorna, un memento mori de la ciencia.

Los restos del radiotelescopio, tal como han quedado actualmente.

ACTUALIZACIÓN: El 1 de diciembre de 2020 a las 7:55 AM hora local la plataforma colapsó, cayendo sobre el plato 140 metros más abajo. No hubo bajas, pero el desastre ya es total. Esta vez parece que la causa fue la rotura de los remates de las torres de soporte.

Video de la caída de la plataforma, capturado por drones de vigilancia.

Las noticias en naic.edu

La última noticia en New Scientist

Imagen por defecto
ObiWan
Artículos: 1831